×

Para instalar Gaztenpresa en tu iPhone pulsa y luego Añadir a pantalla de inicio.

Navegación limitada - Sin conexión

Cómo calcular el umbral de rentabilidad de tu negocio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cuando pones en marcha tu negocio hay un gran número de variables que tienes en cuenta. Has ordenado tus ideas y elaborado tu plan de negocio para que las condiciones en las que decides emprender sean las mejores. Sabes a qué te vas a dedicar y cómo quieres desarrollar tu actividad. Todo ello es muy importante, pero la primera prueba de fuego será saber la cifra de ventas necesarias para que tu empresa pueda sobrevivir en el mercado.

A esto se le llama alcanzar el umbral de rentabilidad. Para calcularlo tendrás que recoger una serie de datos. Si estás a punto de iniciar tu andadura debes realizar una previsión de los gastos a los que te vas a enfrentar en tu futura empresa, y si tu negocio ya lleva un tiempo en funcionamiento, necesitarás conocer tu cuenta de explotación de la actividad.

Por supuesto, el objetivo de todo negocio es tener beneficios, pero en esta primera etapa -cuando inicias la actividad- tu primer reto será vender lo suficiente para cubrir gastos, o lo que es lo mismo, llegar a tu punto de equilibrio o umbral de rentabilidad.  El planteamiento que debes tener presente en tu cabeza debe ser claro:

Resultado (Beneficio ó Perdida) = (Ingresos o ventas) – Gastos

              Si las ventas <  los gastos——Pérdida

             Si la ventas  = los gastos——–Aquí estaríamos en equilibrio

             Si las ventas >  los gastos——-Beneficio

 

En el caso del umbral de rentabilidad, como lo que queremos calcular son las ventas que tenemos que hacer para llegar a este equilibrio, el esquema sería el siguiente:

 

           Las ventas  =  Gasto Fijo  + Gasto Variable

 

Los gastos fijos hacen referencia a todos los gastos que tendrás que afrontar sólo por el hecho de abrir la persiana de tu negocio, aunque no consigas vender nada. En este apartado entran, por ejemplo, el alquiler del local, los sueldos y los pagos a la seguridad social y, por supuesto, la luz, el teléfono, los seguros, las tasas de la asesoría, etc..

Por su parte, los gastos variables son aquellos que están relacionados directamente con la venta y que sólo se generan cuando comercializas tu producto, ya que si no vendes nada, no incurrirás en dicho gasto. Se suelen calcular siempre como un porcentaje sobre la venta y, en el caso de un comercio, un claro ejemplo de ello sería lo que te cuestan los productos que vas a poner a la venta: adquisición del mismo, el porte hasta la tienda, etc.

No te líes entre coste y gasto, a nuestros efectos, lo vamos a llamar a todo gasto.

De esta manera, nuestra fórmula queda de la siguiente manera:

Las ventas en el Umbral son =  (Gasto Fijo / Margen Bruto en %)  Margen Bruto = Ventas – Gastos variables
 

Un ejemplo simple

Imagina que tienes un negocio de venta de ropa. Si la prenda te cuesta 10 €, para obtener un beneficio suficiente evidentemente tendrás que venderlo por un precio superior. Normalmente se suele multiplicar lo que te cuesta por 2,5. De esta forma, venderías tus prendas por 25 euros.

El siguiente paso sería calcular el gasto variable, que como hemos dicho se suele calcular en un tanto por ciento. La forma más fácil de llegar a esta cifra es dividir el precio de coste –en este caso 10€-  entre el precio de venta –hemos hablado de 25€-. El resultado de esta operación sería 0.4 ó el 40%. Por lo tanto, el margen bruto de nuestro producto sería el 60%.

Como somos optimistas, vamos a pensar que durante el primer año tus ventas llegarán a los 100.000 € y que el resto de los gastos fijos ascenderán a 29.200 €,  y después lo trasladaremos a una cuenta de explotación. De esta forma, y recogiendo todo lo anterior, nos quedaría así:

Así quedaría nuestra tabla de explotación.

  • La pregunta que te tienes que hacer es, ¿cuánto es lo mínimo que tengo que vender?

Ventas en el Umbral=  Coste Total (29.200)/ Margen Bruto (60%) = 48.667 €/año

 

  • Pero, ¿cuánto debes vender al mes? Supón que tu tienda abrirá 11 meses porque quieres estar uno de vacaciones.

Ventas al mes= 48.667/11 = 4.424 €/mes

 

  • Y, ¿cuánto tienes que vender al día? Si tu negocio abre de lunes a viernes, calcula que estarás disponible para el público 22 días al mes.

Ventas al día = 4.424/22 = 201 €/día

 

  • ¿Cuántas unidades son, si cada una las vendo a 25 €?

Unidades vendidas = 8 prendas

 

De esta forma, ya tienes el umbral de rentabilidad de tu negocio. Si cada prenda la comercializas por 25€ tendrás que vender 8 unidades para generar 200 euros al día.

Eso sí, una vez conocido este dato, es importante que te hagas las siguientes preguntas: ¿Cuánto vende tu competencia en esa zona? ¿Puedes vender con facilidad 8 prendas al día? ¿Cuántos clientes te hacen falta? ¿En cuánto tiempo podrás conseguirlo?

 

Realiza tus propios cálculos

 Para que puedas hacer tus primeras pruebas, con tus propios datos, aquí puedes encontrar un modelo detallado para hacer cálculos. Sólo tienes que cambiar los valores de las casillas marcadas en azul para ver cómo afectan los cambios en los diferentes costes. Además, si acabas de emprender un negocio de servicios, también puedes utilizar esta aplicación para hacerte una idea de cuánto dinero debes ingresar para que tu trabajo sea rentable.

En cualquier caso, si tienes dudas, recuerda que en Gaztenpresa siempre podrás encontrar a un equipo de consultores que te ayude. Evidentemente, la capacidad de generar beneficios rápidamente depende mucho de la naturaleza del producto o servicio. Está claro que las cifras no engañan, pero no te precipites en la toma de decisiones. Emprender es una carrera de fondo, no un sprint.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quieres leer más artículos relacionados?

enero 21, 2021
Una persona emprendedora debe tener conocimientos sobre un montón de temas que igual no tienen nada que ver con su actividad: tecnología, informática, cómo hablar en público, técnicas de venta, marketing y comunicación… y hasta contabilidad. Pero una cosa es tener nociones básicas sobre estas materias para funcionar en el día a día y otra...
enero 13, 2021
Una persona emprendedora es un auténtico valor en sí misma: aporta visión de negocio, iniciativa, creatividad y liderazgo; es innovadora, resolutiva, sabe sobreponerse a los obstáculos y es capaz de reinventarse para mantener su negocio. Pero cuando una persona emprendedora forma parte de otra empresa se convierte en una auténtica joya a la que hay...
enero 4, 2021
Una de las lecciones que nos ha dejado el viejo 2020 es que el emprendimiento implica colaborar, adaptarse y, sobre todo, innovar. Por eso en Gaztenpresa hemos aprovechado la llegada del nuevo año 2021 para poner en marcha nuestra web renovada, una herramienta innovadora diseñada para adaptarse a todos los escenarios del emprendimiento con el...
diciembre 30, 2020
El genial Albert Einstein dijo una vez: “Es en épocas de crisis cuando nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. Y aunque 2020 ha sido un año especialmente duro para mucha gente, también nos ha permitido descubrir el talento, la capacidad de superación y el espíritu emprendedor de muchísimas otras personas que, como...
diciembre 7, 2020
El modelo Canvas es uno de los métodos más efectivos que existen para describir una idea de negocio de una manera sencilla, visual y comprensible. Se basa en el libro The Business Model Canvas, escrito por Alexander Osterwalder. Este método parte de la premisa de que cualquier empresa debe asentarse sobre cuatro pilares: los clientes,...
diciembre 1, 2020
Aunque la hostelería es uno de los sectores más castigados por la pandemia, cada día encontramos ejemplos de personas emprendedoras que no se resignan y que intentar combatir esta difícil situación con creatividad y buen ánimo. Juan Carlos Caro y Borja García Argüelles son dos de esas personas que han decidido dar un paso adelante...