×

Para instalar Gaztenpresa en tu iPhone pulsa y luego Añadir a pantalla de inicio.

Navegación limitada - Sin conexión

Términos básicos para abordar la financiación de tu negocio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El mundo empresarial y financiero utiliza a diario numerosos conceptos que resultan básicos para el funcionamiento diario de las empresas. Son términos que cualquier persona emprendedora debe manejar con soltura porque se los va a encontrar en cualquier momento de su actividad empresarial. Y de la misma forma que hace unas semanas te explicamos diversos conceptos para ayudarte a comprender y a diseñar tu estrategia de marketing, en esta ocasión vamos a ampliar nuestro glosario empresarial y ayudarte a que te familiarices con términos básicos para comprender la financiación de tu negocio.

  • Año Fiscal. Estas dos palabras te sonarán porque salen siempre que hablamos de negocios e impuestos. El año o ejercicio fiscal es un periodo de 12 meses en el que, tanto si trabajas por cuenta propia como si tienes una empresa, debes cuadrar las cuentas de tus actividades financieras y contables. Fíjate si es importante este cierre de actividad que es lo que te sirve de base para pagar tus impuestos. Pero el año fiscal también es el periodo de referencia que tienes para analizar qué tal le ha ido a tu empresa, para hacer ajustes e incluso para que puedas planificar futuras inversiones. El año fiscal se corresponde con el año natural, es decir, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre.
  • Capital social. Es uno de los conceptos de contabilidad más básicos. El capital social de una empresa es el valor de los bienes que tiene esa empresa y la aportación que hacen los socios sin derecho de devolución. En las sociedades limitadas el capital social mínimo necesario para poder formar una compañía es de 3.005,06 euros. Debe desembolsarse íntegramente y se divide en participaciones sociales que poseen los dueños. En el caso de las sociedades anónimas, el capital social mínimo exigido es de 60.101,21 euros y se encuentra dividido en acciones individuales. El capital social solo es una parte del patrimonio de la empresa y no se ve afectado por las pérdidas económicas, salvo cuando ésta entra en quiebra: en ese caso, sí se podría ver afectado y los socios podrían pedir la devolución de sus aportaciones.
  • Capital Riesgo. El capital riesgo es una fórmula de financiación alternativa destinada a empresas que tienen un alto potencial de crecimiento pero también cierto riesgo; por ejemplo, startups o pymes de nueva creación cuyo futuro está rodeado de cierta incertidumbre. A cambio de esa inversión, los fondos de Capital Riesgo adquieren participaciones de esas empresas, les prestan apoyo y participan en su gestión empresarial. Por lo general, los fondos de Capital Riesgo los integran inversores privados que pueden ser particulares, empresas, fondos de pensiones e incluso entidades públicas, que compensan el riesgo que asumen con una rentabilidad potencial muy elevada.
  • Apalancamiento financiero. El apalancamiento financiero es el uso del endeudamiento para financiar una operación. O dicho de otra forma: consiste en financiar una inversión, como la compra de una oficina o de acciones, una parte con dinero propio y la otra con préstamos bancarios o un crédito. Gracias al apalancamiento financieros se logra invertir más dinero del que disponemos y así obtener más beneficios.

Imagina que queremos comprar acciones por 100.000€, pero nosotros solo aportamos 20.000, y los 80.000 restantes nos los presta un banco a un 10% de interés anual (tendremos que pagar 8.000€ de intereses). Nuestro apalancamiento será de 1:4; es decir, que por cada euro que ponemos, el banco aporta cuatro. Imaginemos, siguiendo con el ejemplo, que un año después vendemos las acciones, ganamos dinero y obtenemos 150.000€.  Para saber la rentabilidad tendremos que devolver los 80.000€ de préstamo, los 8.000 de intereses, y quitar los 20.000€ propios de capital inicial. Así nos quedará una diferencia de 42.000€, o lo que es lo mismo, una rentabilidad del 210%. ¿Por qué? Porque la inversión que hicimos con nuestro dinero fue de solo 20.000€. Si hubiéramos pagado nosotros solos los 100.000 euros, nuestro beneficio habría sido porcentualmente mucho menor: del 50%. Pongamos que nuestra inversión es fallida, que en vez de ganar dinero perdemos 20.000€:  tendríamos que devolver al banco 80.000€ de préstamo y 8.000 de intereses, pero únicamente habríamos podido recuperar 80.000 euros, con lo cual entraríamos en situación de insolvencia.

  • Cash Flow. Es uno de los términos más usados en lenguaje financiero, y de los más importantes, porque mide la liquidez de una empresa. El Cash Flow es la capacidad que tiene un negocio de disponer de liquidez en un periodo determinado; es decir, el dinero que le queda a esa empresa para hacer frente a las deudas y a los proveedores. La fórmula para calcularlo es: Cash Flow = Beneficio neto + Amortizaciones + Provisiones. No se debe confundir con el resultado de la empresa porque es posible que tengamos muy buenas ventas pero también problemas para cobrar las facturas: nuestro balance será positivo pero nuestra liquidez, limitada. Para evitar estas situaciones se usan herramientas como el factoring.
  • Préstamos Participativos. Los préstamos participativos son fórmulas de financiación que ofrecen condiciones de acceso más flexibles que las fórmulas convencionales, y que están especialmente dirigidas a promocionar proyectos emprendedores viables y con perspectivas de crecimiento. Este tipo de préstamos suele tener dos tipos de interés, uno fijo y el otro variable. Una de las características de este tipo de préstamos es que penalizan la amortización de capital y solo puede llevarse a cabo una amortización anticipada si va acompañada de un incremento de los fondos propios de la empresa por el mismo importe y en aportación dineraria.

Recuerda que si necesitas más información sobre otros pasos relacionados con el emprendimiento, puedes contactar con nosotros a través de nuestros perfiles en redes sociales –Facebook, Twitter  y Linkedin

Estaremos encantados de escucharte y ayudarte en lo que necesites.

¿Quieres leer más artículos relacionados?

enero 13, 2021
Una persona emprendedora es un auténtico valor en sí misma: aporta visión de negocio, iniciativa, creatividad y liderazgo; es innovadora, resolutiva, sabe sobreponerse a los obstáculos y es capaz de reinventarse para mantener su negocio. Pero cuando una persona emprendedora forma parte de otra empresa se convierte en una auténtica joya a la que hay...
enero 4, 2021
Una de las lecciones que nos ha dejado el viejo 2020 es que el emprendimiento implica colaborar, adaptarse y, sobre todo, innovar. Por eso en Gaztenpresa hemos aprovechado la llegada del nuevo año 2021 para poner en marcha nuestra web renovada, una herramienta innovadora diseñada para adaptarse a todos los escenarios del emprendimiento con el...
diciembre 30, 2020
El genial Albert Einstein dijo una vez: “Es en épocas de crisis cuando nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. Y aunque 2020 ha sido un año especialmente duro para mucha gente, también nos ha permitido descubrir el talento, la capacidad de superación y el espíritu emprendedor de muchísimas otras personas que, como...
diciembre 7, 2020
El modelo Canvas es uno de los métodos más efectivos que existen para describir una idea de negocio de una manera sencilla, visual y comprensible. Se basa en el libro The Business Model Canvas, escrito por Alexander Osterwalder. Este método parte de la premisa de que cualquier empresa debe asentarse sobre cuatro pilares: los clientes,...
diciembre 1, 2020
Aunque la hostelería es uno de los sectores más castigados por la pandemia, cada día encontramos ejemplos de personas emprendedoras que no se resignan y que intentar combatir esta difícil situación con creatividad y buen ánimo. Juan Carlos Caro y Borja García Argüelles son dos de esas personas que han decidido dar un paso adelante...
noviembre 6, 2020
Como parte del Programa de Consolidación de Gatenpresa, hemos diseñado una serie de webinars que tienen como objetivo ayudarte en la digitalización de tu negocio y la gestión de la tesorería de tu negocio. Son cinco webinars de una 1 hora de duración y temática complementaria, que se pueden realizar individualmente o en su totalidad....

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de sus políticas.