×

Para instalar Gaztenpresa en tu iPhone pulsa y luego Añadir a pantalla de inicio.

Navegación limitada - Sin conexión

Quiero dar de baja un negocio, ¿qué tengo que hacer?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Vas a cambiar de rumbo laboral? ¿Tienes que cerrar un negocio? ¿Quieres darlo de baja y no sabes cómo? Lo primero, recordarte que esas cosas… ocurren. Si se trata de una aventura personal que no ha tenido éxito te recomendamos que extraigas las conclusiones adecuadas con responsabilidad y sin culpabilidad y que no te dejes vencer por el desánimo.

En Gaztenpresa ayudamos a proyectos empresariales desde la elaboración de la idea hasta la financiación y la consolidación y sabemos que esas cosas pasan. Por eso queremos ayudarte a que cierres bien ese negocio, para que puedas aplicar lo que has aprendido la próxima vez que te animes a abrir uno. ¡Esperamos que con nuestra ayuda! Para eso estamos. Para apoyar nuevos negocios y asesorar a los emprendedores y emprendedoras con temas como el cese de su actividad.

 

Los pasos a seguir

Se trata de desandar los pasos que hiciste al abrir un negocio en el mismo orden: debes dirigirte primero al Ayuntamiento; luego, a tu correspondiente Hacienda foral y, por último, a la Seguridad Social. En el consistorio donde ejerces o has venido ejerciendo tu actividad debes darte de baja en el Impuesto de Actividades Económicas. A continuación, dirígete a la Hacienda foral en la que tienes tu domicilio fiscal. Allí debes comunicar el cese de actividad de tu negocio y volver a cumplimentar el documento 036, el mismo que rellenaste cuando te diste de alta.

Tu última obligación es darte de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), esto es, comunicar a la Seguridad Social que has cesado en tu actividad. Allí, con los trámites anteriores realizados, deberás cumplimentar la solicitud de baja rellenando el documento TA.0521.

 

Los plazos

Si no quieres pagar de más, es importante que te fijes en los plazos que tienes para hacer este recorrido. Pongámonos en el mes de julio. Si no quieres pagar impuestos o tasas en agosto, deberás poner como fecha de tu cese de actividad el 30 de julio. A partir de esa fecha, tienes sólo seis días naturales para presentar tu baja en la Seguridad Social. Las bajas efectuadas correctamente en tiempo y forma son efectivas desde el día 1 del mes siguiente al que has cesado tu actividad. Pero si no comunicas la baja en el RETA, da igual que hayas cesado tu actividad: a efectos de la Seguridad Social sigues en funcionamiento y, por tanto, tienes obligación de seguir cotizando tus correspondientes cuotas mensuales. Cuidado: si te has limitado a ordenar al banco que deje de abonar esas cuotas, irás acumulando una deuda con el Estado que no se detendrá hasta que la Tesorería General de la Seguridad Social no tenga conocimiento efectivo del cese de tu actividad.

Eso, si trabajas por cuenta propia. Si tienes una microempresa, de menos de 6 trabajadores, o una pyme, debes resolver toda una serie de cuestiones contractuales con tus asalariados y con la Administración que requieren de una mayor explicación que nos puedes pedir directamente a través de este

 

Lo que ya no puedes y no debes hacer

Comunicar el cese significa la conclusión definitiva de tu actividad empresarial o profesional, es decir, que la empresa o tu negocio se extinguen. Desde ese momento, no podrás emitir o recibir facturas. Tampoco tendrás que realizar más anotaciones contables en los libros de registro. Igualmente ya no estarás obligado a legalizar y depositar las cuentas anuales. Por último, no tendrás que presentar más declaraciones fiscales periódicas relacionadas con tu actividad, aunque sí es necesario que presentes las que tengan relación con el período del ejercicio en el que sí estabas realizando esa actividad.

También tienes una serie de obligaciones, como conservar durante seis años, a partir del último asiento realizado, los libros, correspondencia, documentación y justificantes de tu negocio. Siempre debidamente ordenados. Es un deber del que no quedarás eximido al cesar en tu actividad. Es más: en caso de fallecimiento esta responsabilidad recaerá sobre tus herederos.

 

Las deudas

Una última cosa. Ten presente siempre que las responsabilidades legales que se derivan de tu negocio llevan aparejada la obligación de responder con todo tu patrimonio presente y futuro ante las posibles deudas que hayas contraído.

Afortunadamente, la última Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, de septiembre de 2013, viene a paliar en parte ese hecho. Incluye una nueva figura, la del Emprendedor de Responsabilidad Limitada, que te permite evitar, bajo determinadas condiciones, que la responsabilidad por esas deudas conlleve el embargo de tu vivienda habitual, evitando de esta manera que el riesgo de tu aventura empresarial afecte al núcleo de tu propia familia.

 

¿Quieres leer más artículos relacionados?

enero 13, 2021
Una persona emprendedora es un auténtico valor en sí misma: aporta visión de negocio, iniciativa, creatividad y liderazgo; es innovadora, resolutiva, sabe sobreponerse a los obstáculos y es capaz de reinventarse para mantener su negocio. Pero cuando una persona emprendedora forma parte de otra empresa se convierte en una auténtica joya a la que hay...
enero 4, 2021
Una de las lecciones que nos ha dejado el viejo 2020 es que el emprendimiento implica colaborar, adaptarse y, sobre todo, innovar. Por eso en Gaztenpresa hemos aprovechado la llegada del nuevo año 2021 para poner en marcha nuestra web renovada, una herramienta innovadora diseñada para adaptarse a todos los escenarios del emprendimiento con el...
diciembre 30, 2020
El genial Albert Einstein dijo una vez: “Es en épocas de crisis cuando nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. Y aunque 2020 ha sido un año especialmente duro para mucha gente, también nos ha permitido descubrir el talento, la capacidad de superación y el espíritu emprendedor de muchísimas otras personas que, como...
diciembre 7, 2020
El modelo Canvas es uno de los métodos más efectivos que existen para describir una idea de negocio de una manera sencilla, visual y comprensible. Se basa en el libro The Business Model Canvas, escrito por Alexander Osterwalder. Este método parte de la premisa de que cualquier empresa debe asentarse sobre cuatro pilares: los clientes,...
diciembre 1, 2020
Aunque la hostelería es uno de los sectores más castigados por la pandemia, cada día encontramos ejemplos de personas emprendedoras que no se resignan y que intentar combatir esta difícil situación con creatividad y buen ánimo. Juan Carlos Caro y Borja García Argüelles son dos de esas personas que han decidido dar un paso adelante...
noviembre 6, 2020
Como parte del Programa de Consolidación de Gatenpresa, hemos diseñado una serie de webinars que tienen como objetivo ayudarte en la digitalización de tu negocio y la gestión de la tesorería de tu negocio. Son cinco webinars de una 1 hora de duración y temática complementaria, que se pueden realizar individualmente o en su totalidad....

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de sus políticas.