×

Para instalar Gaztenpresa en tu iPhone pulsa y luego Añadir a pantalla de inicio.

Navegación limitada - Sin conexión

Factoring: la herramienta para cobrar tus facturas de manera inmediata y sin riesgos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La falta de liquidez es uno de los principales problemas que sufren las empresas hoy en día. En muchas ocasiones, esta carencia se debe a la morosidad, a retrasos en los cobros por parte de los clientes, e incluso a su insolvencia, que viene arrastrándose desde los peores años de la crisis económica.

Un dato que ilustra este problema es que durante los 10 primeros meses del año la cifra de procesos concursales derivados de una situación de insolvencia empresarial se incrementó en casi un 2% hasta alcanzar los 3.749. Por eso no es de extrañar que muchas empresas, sobre todo pymes, mantengan su preocupación por el cobro de sus créditos comerciales.

Qué es el factoring

El factoring nació paliar esa incertidumbre. Se trata de una herramienta de financiación muy útil para todas las empresas que necesitan liquidez inmediata y prefieren pagar una comisión para evitar sorpresas a la hora de cobrar los créditos comerciales que tienen pendientes.

Hay tres protagonistas en el factoring: por un lado está la empresa que genera el crédito comercial y contrata el servicio de factoring. En segundo lugar está su cliente, que es quien le adeuda ese crédito comercial, y por último la entidad financiera, encargada de efectuar la operación.

En un servicio convencional de factoring  nuestra empresa cede a la entidad financiera, de manera total o parcial, los créditos comerciales a corto plazo a sus clientes, es decir, las facturas que le quedan por ingresar. A cambio de esa cesión, la entidad nos adelanta los importes de esas facturas de manera automática y nos descuenta un porcentaje en concepto de intereses y comisiones. El resultado es que nuestra empresa tiene garantizado el ingreso inmediato de las facturas que le adeudan, mientras que la entidad financiera se encarga de su cobro a cambio de una comisión.

Pero la obtención de liquidez inmediata no es la única ventaja. Esta herramienta mejora el control de las facturas contabilizadas y permite a las empresas despojarse del riesgo de insolvencia, en el caso del factoring sin recurso. De esta forma, si nuestro cliente no tiene fondos para pagar por el servicio que le hemos prestado, es la entidad financiera la que asume ese impago y quien lo gestiona.

Además, mejora el circulante de nuestra empresa porque permite eliminar del balance las partidas de clientes factorizados.

El factoring nos ayuda a dedicarnos a lo nuestro sin preocuparnos por gestionar el cobro de las facturas pendientes ni de saber si disponemos de liquidez suficiente para continuar creciendo.

Tipos de factoring

Pero no todas las situaciones son iguales ni todas las empresas tienen las mismas necesidades. Y para eso existen dos tipos de factoring:

  • Factoring sin recurso. Esta fórmula libera a las empresas de cualquier responsabilidad en la gestión del cobro pendiente. De esta manera, si el deudor no puede hacer frente a las facturas emitidas y aprobadas en la operación de factoring, es la entidad financiera la que asume las pérdidas y la que tiene que poner en marcha los trámites necesarios para intentar recuperar el dinero. En resumen, es la entidad la que asume el riesgo de insolvencia por parte del deudor.
  • Factoring con recurso. En este caso, la entidad se encarga de adelantar el importe de las facturas y de gestionar su cobro a los deudores. Sin embargo, en caso de impago, la financiera no se hace cargo de la deuda, sino que es el propio cliente quien debe asumirla.

¿A quiénes va dirigida esta herramienta?

El factoring está especialmente indicado para empresas que pertenecen al sector privado y que cobran mediante cheques y transferencias. Además, libera de riesgo a las empresas cuyos ingresos dependen de un número limitado de clientes. Y, por último, ayuda a que las empresas mejoren los ratios de su balance, de liquidez, solvencia y tesorería.

Recuerda que Laboral Kutxa te ofrece toda la información que necesites sobre la operativa de pagos y cobros de tu empresa, y que en Gaztenpresa te ofrecemos nuestra ayuda para que puedas consolidar tu negocio.

¿Quieres leer más artículos relacionados?

Mayo 15, 2024
GAZTENPRESA: Hoy arrancamos con Nerea Foronda, una trotamundos que ha decidido echar las raíces de su emprendimiento en Bilbao. Nerea, estudiaste ingeniería, pero ahora te dedicas al branding, ¿verdad?   NEREA FORONDA: Eso es. Vamos, esto para un ingeniero es magia, ¿no? Empecé a entender más el propósito de una organización, las personas por qué...
Mayo 6, 2024
En estos tiempos de gran competencia, tanto a pie de calle como en el terreno online, atraer y fidelizar clientela resulta una de las principales claves para el futuro de nuestro negocio. La pandemia aceleró el ecommerce y por tanto ahora hay que diferenciarse para llegar a tu público, a través de un producto o...
Abril 19, 2024
Lo más difícil de poner en marcha un nuevo negocio no es tener la idea de lo que se quiere montar, sino bajarla a tierra y analizar si esa idea que ronda tu cabeza puede convertirse en un negocio real que, además, sea viable y rentable. Una herramienta que te puede resultar muy útil en...
Abril 12, 2024
Un buen plan de negocio es el primer paso para el éxito empresarial. GAZTENPRESA: ¿Para qué dirías que es importante un plan de negocio? AMAIA MAZÓN: Cuando empiezas a materializar la idea, hay que ser consciente de si para esa idea realmente vas a necesitar un local, vas a necesitar socios, si vas a necesitar...
Marzo 4, 2024
La digitalización es la asignatura pendiente de muchos negocios de a pie. Por ello, hoy contamos con Cristina Terán, periodista y consultora en marketing digital.   Gaztenpresa: Cuando emprendes, parece que tienes que saberlo todo. Y muchas veces, yo me puedo identificar o puedo sentirme bien y cómoda con herramientas tecnológicas como puede ser la...
Febrero 8, 2024
GAZENPRESA: Inma, antes, fuera de micros, comentábamos que es importante descubrir que emprender no es algo trivial. Y hacías un símil que me parece muy interesante. ¿Nos lo cuentas? INMA RAMOS: Nosotras llevamos 30 años trabajando con personas que emprenden. Y muchas veces, cuando la persona emprende, es la primera vez que lo hace. Con...