×

Para instalar Gaztenpresa en tu iPhone pulsa y luego Añadir a pantalla de inicio.

Navegación limitada - Sin conexión

Cinco consejos para mantener una relación con tu plantilla sana y sin estrés

mujer-negocio
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La gestión de las personas que trabajan en tu empresa es casi tan importante como la calidad de tu servicio o producto. Si quieres que tu negocio tenga éxito a medio y largo plazo debes ser capaz de conformar una plantilla estable que se sienta integrada y realice su trabajo a gusto. Esa satisfacción laboral es la que convertirá a tu personal en embajadores de tu empresa o en rémoras que lastran el desarrollo de tu negocio. Para conseguir un ambiente de trabajo sano y que la relación con tu plantilla esté libre de estrés, no tienes que buscar la amistad de cada uno de sus miembros: basta con que todos tengáis claros algunos principios y que tú sigas varios consejos.

1. Mantén el contacto con tu personal. Es muy importante que quienes trabajan para ti sientan que, además de ser la persona al mando, eres y ejerces como guía profesional. En contra de lo que se piensa, las personas empleadas, sobre todo las más jóvenes, valoran los consejos que les dan los veteranos, especialmente si ejercen cierto liderazgo en el seno de la empresa. Esto no significa que les brindes tu amistad, pero sí que les des la confianza necesaria para discutir contigo casi cualquier cosa. Deben sentir que les escuchas y que te tomas en serio sus comentariosquejas sugerencias. Pero no solo en el plano laboral: debes hacerlo sobre todo en el profesional. El trabajo en equipo es importante para afianzar las relaciones profesionales y para extraer lecciones útiles de esas experiencias. Y el resultado será más completo si los equipos están integrados por personas de diferentes edades, áreas y estilos, porque cada una podrá aportar elementos muy distintos y complementarios.

2. Sé flexible. Muchos responsables de empresa cometen el error de asumir la inmensa mayoría de las tareas porque son incapaces de delegar funciones. Esta actitud responde a la errónea percepción de que nadie hace las cosas mejor que ellos porque son los que están más involucrados en el trabajo. Pero, ¿de qué te sirve tener una plantilla si no le das la oportunidad de hacer su trabajo y demostrar lo que sabe? El personal de tu empresa debe tener cierta libertad de acción porque ello redundará en un ahorro de tiempo y en un mejor servicioal cliente, y contribuirá a que se sienta más involucrado en su trabajo. Y puedes extender esa flexibilidad a otros ámbitos, como los horarios o el teletrabajo, siempre y cuando tu sector lo permita. Al dar a un integrante de tu equipo la posibilidad de administrar su tiempo le estás ofreciendo también confianza, y esa es una forma genial de fomentar la integración. En la mayoría de las ocasiones, la empatía es la clave de un buen liderazgo, así que piensa en lo que a ti te motivaría e intenta aplicarlo.

3. Admite las críticas constructivas y déjate enseñar. Las enseñanzas no siempre deben ir en un sentido: aunque seas tú quien esté al mando, no siempre estás en posesión de la verdad absoluta ni conocer al detalle todos los aspectos de empresa. Es muy importante que sepas escuchar a tu plantilla y que, de la misma forma que felicitas a una persona por su trabajo, puedas admitir una crítica constructiva cuando haya problemas de rendimiento. Recuerda que la decisión final es siempre tuya y que por eso este tipo de comentarios no solo no menoscaban tu autoridad sino que pueden espolear a tu personal y animarle a conseguir mejores resultados. Y si tu plantilla es muy inquieta desde un punto de vista profesional, plantéale desafíos: dale retos que le involucren en sus tareas y haz que sienta tu confianza. Y no olvides que debes aprovecharte de sus conocimientos. Si acabas de incorporar a un millennial que es un hacha con las redes sociales, pídele que te enseñe a sacarles todo el partido o que participe en la estrategia digital de tu empresa. Y sobre todo no permitas que se dilapide ese conocimiento: haz lo posible por aumentarlo. Recuerda lo que dijo Derek Bok, rector de la Universidad de Harvard: “Si crees que la formación es cara… prueba con la ignorancia”.

4. Da margen, pero marca claramente los límites. En ocasiones, la línea que separa una buena jefatura del colegueo es muy delgada, y por eso es importante que dejes claro cuáles son las conductasque no se pueden tolerar en el trabajo. Por ejemplo, si prohíbes a tu personal utilizar el correo electrónico o las redes sociales con fines personales en cualquier momento de su jornada laboral, solo conseguirás que se desmotive y que aproveche para hacerlo en cuanto te despistes: nadie es capaz de ser plenamente productivo durante ocho horas seguidas y sin ninguna distracción ni descanso. Por eso es importante que intentes romper con el modelo de trabajo y de jerarquía típicos, y que seas capaz de transmitir a tu plantilla los objetivos que persigues de manera realista.

5. Involucra a tu plantilla. No hay nada mejor que tener una plantilla motivada e involucrada con los objetivos de tu empresa… como tampoco existe peor pesadilla para el responsable de un equipo de trabajo que tenerlo desmotivado. La salud de tu negocio es directamente proporcional al estado de ánimo laboral de tu plantilla, y para que conserve su motivación es imprescindible que hagas lo siguiente:

– Definir con claridad la misión de la empresa y sus fines.

– Plantear objetivos realizables.

– Practicar con el ejemplo.

– Definir claramente las responsabilidades de cada persona.

– Darle las herramientas necesarias para hacer su trabajo de manera adecuada.

– Ofrecerle una remuneración adecuada al puesto.

Si combinas estos sencillos consejos con el trabajo ordenado y el sentido común podrás mantener una relación con tu personal engrasaday alejada del estrés. Y recuerda que si necesitas ayuda para gestionar tu plantilla puedes ponerte en contacto con Gaztenpresapor teléfono (900 101 143), en las redes sociales –Facebook,Twitter y Linkedin– o en nuestra web. Y si ya eres cliente de Laboral Kutxa, no olvides que también tienes a tu servicio a los profesionales de Consulting Pro.

¿Quieres leer más artículos relacionados?

enero 21, 2021
Una persona emprendedora debe tener conocimientos sobre un montón de temas que igual no tienen nada que ver con su actividad: tecnología, informática, cómo hablar en público, técnicas de venta, marketing y comunicación… y hasta contabilidad. Pero una cosa es tener nociones básicas sobre estas materias para funcionar en el día a día y otra...
enero 13, 2021
Una persona emprendedora es un auténtico valor en sí misma: aporta visión de negocio, iniciativa, creatividad y liderazgo; es innovadora, resolutiva, sabe sobreponerse a los obstáculos y es capaz de reinventarse para mantener su negocio. Pero cuando una persona emprendedora forma parte de otra empresa se convierte en una auténtica joya a la que hay...
enero 4, 2021
Una de las lecciones que nos ha dejado el viejo 2020 es que el emprendimiento implica colaborar, adaptarse y, sobre todo, innovar. Por eso en Gaztenpresa hemos aprovechado la llegada del nuevo año 2021 para poner en marcha nuestra web renovada, una herramienta innovadora diseñada para adaptarse a todos los escenarios del emprendimiento con el...
diciembre 30, 2020
El genial Albert Einstein dijo una vez: “Es en épocas de crisis cuando nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. Y aunque 2020 ha sido un año especialmente duro para mucha gente, también nos ha permitido descubrir el talento, la capacidad de superación y el espíritu emprendedor de muchísimas otras personas que, como...
diciembre 7, 2020
El modelo Canvas es uno de los métodos más efectivos que existen para describir una idea de negocio de una manera sencilla, visual y comprensible. Se basa en el libro The Business Model Canvas, escrito por Alexander Osterwalder. Este método parte de la premisa de que cualquier empresa debe asentarse sobre cuatro pilares: los clientes,...
diciembre 1, 2020
Aunque la hostelería es uno de los sectores más castigados por la pandemia, cada día encontramos ejemplos de personas emprendedoras que no se resignan y que intentar combatir esta difícil situación con creatividad y buen ánimo. Juan Carlos Caro y Borja García Argüelles son dos de esas personas que han decidido dar un paso adelante...