Claves para hacer un buen plan de negocio - Gaztenpresa

Claves para hacer un buen plan de negocio

Es la hoja de ruta imprescindible, una pieza indispensable en la base de todo negocio y uno de los pasos más importantes a la hora de crear una empresa. Hablamos del Plan de negocio o Plan de Empresa. Seguro que has escuchado hablar de él un millón de veces, pero quizá no sepas cómo desarrollarlo o plasmarlo. Pues bien, contrariamente a lo que se piensa, realizarlo es menos complejo de lo que parece. Estas son sus claves.

Lo primero que tienes que saber es que todos los planes de negocio o empresa se componen más o menos de las mismas características y apartados. Lo que diferencia un buen plan de uno malo radica en la profundidad con que se haya trabajado. Es muy importante ser exhaustivo y no quedarse en unas líneas generales. Si piensas elaborar esta especie de mapa de tu negocio tienes que ir al detalle. En la página oficial del Ministerio de Industria puedes descargarte un programa que te indicará los pasos a seguir o también puedes echarle un vistazo al modelo que encontrarás aquí.

Cómo verás el objetivo es explicar en ese documento qué vas a hacer para que tu empresa sea rentable y qué pasos necesitas dar para conseguirlo. La idea es hacer un dibujo detallado de los recursos con los que cuentas en un principio y delimitar la meta a la que quieres llegar en un periodo determinado de tiempo –pueden ser un año, dos, cinco…-.

Todo ello, claro está, de una forma atractiva: el plan te servirá a ti, pero su otra aplicación práctica es la de convencer a posibles inversores o business angels interesados en tu idea de negocio. Por eso es muy importante que, al redactarlo, consigas plasmar un documento sugerente y tentador que invite a ir más allá, y que resulte dinámico a la vez que preciso.

 

Estructura de un plan de negocio

Como hemos apuntado más arriba, se pueden señalar una serie de apartados comunes a todo plan de negocio. El esquema más habitual sigue las siguiente pautas:

  1. Resumen Ejecutivo: El primer paso es realizar un documento de dos hojas en el que se recojan esquemáticamente las conclusiones de los apartados que a continuación desarrollarás en el resto del plan. Concisión, brevedad y conceptos claros serán la premisa.
  1. Definición del producto o servicio: En este apartado debes describir tu idea de negocio. Ésta debe responder a una necesidad, solucionar un problema o aportar algo nuevo con respecto a la competencia que ya existe. Es muy importante ser sincero a la hora de describir las ventajas e inconvenientes de tu idea, describir cómo resolverás el problema explicado y preguntarte cómo vas a diferenciarte del resto de competidores.
  1. Equipo de trabajo: Tras explicar cómo resolverás esa necesidad que el mercado no satisface, lo siguiente es definir tu grupo de trabajo e incluir las habilidades del equipo que harán posible que tu producto o servicio sea mejor y más completo que el resto.
  1. Plan de Mercado: Analiza tu mercado y su tamaño y comprueba si existe o no una oportunidad real para tu idea. Describe el perfil de tus consumidores potenciales y enfoca tu producto a ellos. La clave está en no intentar abarcar demasiado. Centra tu estudio y no pienses que en la cantidad está el éxito.
  1. Modelo de negocio: Qué vas a ofrecer, cómo, quién te va a comprar y qué método utilizarás para generar los ingresos y recursos necesarios para ello. Es uno de los puntos más fuertes del plan, puesto que debe incluir el apartado de marketing, un aspecto clave que definirá el éxito o fracaso de tu empresa.
  1. Plan financiero: Valora la viabilidad económica de tu idea y explica cómo monetizarás tu negocio. Se trata de traducir lo que ya has dicho en los puntos anteriores en números. Debes incluir una estructura de precios, costes, márgenes y gastos.
  1. Análisis de riesgos: También es imprescindible evaluar los riesgos de tu negocio, identificar las amenazas del mercado, y plantear actuaciones concretas para responder a situaciones comprometidas. ¿Qué harías si las cosas no van como tú imaginabas?
  1. Plan de implementación: Establece una planificación detallada para orientarte y marcar los tiempos. Identifica las mejores acciones y tareas diarias encaminadas a la meta final.

Como ves, elaborarlo conlleva cierto trabajo, pero no te preocupes. Si te ves un poco perdido, no dudes en contar con nosotros. Gaztenpresa cuenta con con tutores/as y consultores/as de empresas a los que podrás acudir siempre que necesites darle un impulso a tu proyecto.

 

2 Comentarios
  1. Maurell 2 meses

    Necesito un plan viabilidad, un plan negocio

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

SUSCRÍBETE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?