Qué es el Dropshipping y cómo implementarlo en tu negocio online - Gaztenpresa

Qué es el Dropshipping y cómo implementarlo en tu negocio online

¿Has oído hablar del Dropshipping? Es un modelo de negocio que está muy en boga porque te permite poner en marcha una tienda online con muy pocos gastos. Con el Dropshipping tú gestionas tu propia web de venta online pero con productos que no son tuyos: es decir, que te conviertes en el vendedor de un gran almacén, pero con tu propia plataforma. En el momento en que haces una venta, el almacén se encarga de hacer el envío directamente al cliente, mientras que tú no tienes que preocuparte ni por el stock del producto ni por el envío. Tu única función será vender.

Como en todo, el Dropshipping tiene varias ventajas e inconvenientes. Una de las principales ventajas es que no exige financiación, es decir, que puedes poner en marcha tu nuevo negocio con una inversión muy pequeña. Como no tienes que comprar la mercancía que has puesto a la venta no es necesario que lleves a cabo ningún desembolso previo para adquirir stock. Solo pagarás al proveedor el precio que hayas acordado por la transacción cuando la hayas realizado. Esta ventaja deriva en otra que te hará la vida más sencilla: el Dropshipping tiene una gestión muy sencilla: puedes montar tu propio comercio electrónico en tu casa sin necesidad de disponer de un almacén, ni de preocuparte por las licencias ni por los seguros ni por ninguna otra complicación asociada a la logística. Lo único que debes hacer es mantener tu tienda online y gestionar los pedidos. Y como no necesitas almacén, esta fórmula te permite reducir a cero los gastos asociados a su alquiler y mantenimiento. Además, como es el almacén central el encargado de la logística del producto, su volumen de negocio le permite disfrutar de precios muy competitivos, seguramente mejores que los que obtendrías tú en solitario.

Pero no todo son ventajas. El Dropshipping tiene inconvenientes, y no son menores, así que antes de lanzarte a la búsqueda de este tipo de proveedores, debes tenerlos muy en cuenta:

  • Poco control de precios y disponibilidad. Al ser el almacén central el encargado de fijar el precio de los productos, el margen que te quedará para poder establecer promociones o jugar con la política de precios es mínimo, por no decir nulo. Lo único que tú puedes hacer es cargar un margen de beneficio sobre el producto, así que cualquier rebaja irá en detrimento de tu rentabilidad. En casos extremos, es posible que la venta de un producto ni siquiera te resulte rentable. Y, de la misma forma, tampoco tendrás margen de maniobra sobre el stock: no podrás conocer con certeza las existencias del almacén ni cuándo recibirá los repuestos.
  • Sin control de la mercancía. Como el producto nunca pasa por nuestras manos, no podemos controlar su estado ni el del embalaje antes de enviárselo al cliente. Y recuerda que el cliente es tuyo, no del almacén, así que salvo que tengas una confianza absoluta en el trabajo que lleva a cabo, deberás acostumbrarte a dar una atención al cliente un poco menos cuidada, incluido el asesoramiento y la gestión de reclamaciones postventa.
  • No controlas el envío. Todo lo que tenga que ver con los envíos queda fuera de tu alcance: será el almacén el que fije los plazos y condiciones con los operadores logísticos.
  • No hay exclusividad. Este particular sistema de relación comercial implica que en ningún caso podrás exigir exclusividad al almacén, y tendrás que acostumbrarte a trabajar en condiciones de dura competencia. Eso te impedirá desarrollar un valor diferencial tanto sobre tu producto como sobre tu servicio porque casi todo el proceso de venta será común al de tus competidores.

Todas estas razones hacen que el Dropshipping sea una opción interesante en casos muy concretos y en aquellas situaciones en las que dispongas de algún margen de negociación con el proveedor. Recuerda que, en cualquier caso, todo depende de las condiciones que tú establezcas con tu dropshipper.

Y si te estás preguntando qué sectores pueden funcionar con esta fórmula, igual te sorprende saber que gigantes del comercio electrónico como e-Bay o Amazon ofrecen esta opción, y que hay un montón de marcas de muy diferentes sectores que también la explotan. Hemos seleccionado solo algunos ejemplos para que te puedas hacer una idea.

Interesante, ¿verdad? Pues recuerda que en Gaztenpresa te ofrecemos cursos de formación para que puedas abrir tu propia tienda online y, en general, para que puedas obtener el asesoramiento que necesitas para poner en marcha tu negocio. Te esperamos.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

SUSCRÍBETE

Suscríbete al blog

Introduce tu email para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?