Consejos para elegir bien la ubicación de mi negocio - Gaztenpresa

Consejos para elegir bien la ubicación de mi negocio

Ya está todo listo para tu negocio: la idea, la financiación, el personal… Pero falta algo: ¿Dónde nos instalamos? A ver, pensemos: ¿Sería rentable poner un puesto de perritos calientes en la azotea de una nave industrial? ¿O una zapatería junto a la playa? Ya puedes ir preparándote para patear las calles y exprimir los anuncios inmobiliarios, pero no lo hagas al tuntún. Antes de precipitarte con la elección, debes tener en cuenta todos estos elementos.

Dime qué vendes y te diré dónde ubicarte

Hay sectores en los que más te vale estar cerca de grandes infraestructuras de comunicaciones si no quieres desesperarte con cada envío. Si eres distribuidor de gran electrodoméstico o de maquinaria pesada, necesitarás una gran nave de almacenaje con acceso directo y rápido a autopistas, puertos e incluso ferrocarril. Pero si fabricas microchips y tu mercado está en el sudeste asiático, vete acostumbrándote al ruido de los aviones porque tu futura oficina está junto a un aeropuerto. El tipo de mercancía que muevas será el que determine si te conviene ubicarte en un núcleo urbano o si, por el contrario, necesitas una zona de carga amplia y con acceso directo a una autovía. Y si puedes tener cerca dos infraestructuras en lugar de una, mucho mejor: así tendrás un plan B y podrás diversificar los métodos de envío en caso de necesitarlo.

Aunque estén cerca, no es lo mismo una zona que otra

¿En qué zona te conviene situarte? ¿Prefieres una calle peatonal en el centro de la ciudad a pesar de que tener un alquiler más alto, o te interesa una zona más apartada, con aparcamientos y que soporte mucho flujo de vehículos? Analiza al detalle el perfil de tus clientes potenciales y las necesidades de funcionamiento diario de tu negocio porque en muchas ocasiones estos detalles marcan la diferencia. El centro de la ciudad será más caro pero te aportará flujo de personas, mientras que una zona apartada, como un centro comercial, te obligará a convencer a tus clientes para que cojan el coche y se desplacen hasta tu negocio. ¿Serás capaz de conseguirlo?

¿Tan importante es trabajar junto a tus proveedores?

Debes tener en cuenta hasta qué punto la cercanía a tus proveedores es importante para ti. Sopesa cuánto ahorras en transporte con cada pedido y si estar cerca de ellos te puede restar clientes. Imagina que montas un negocio de agua mineral embotellada… Lo más sensato sería estar lo más cerca posible del manantial, ¿no?

¿Debes tener cerca a tu competencia?

Aunque te pueda parecer una locura, pregúntate qué es para ti tu competencia: ¿es un enemigo al que queremos tener lejos o una aliada que beneficiará tu actividad? Piensa que hay sectores que se retroalimentan entre sí, y que el concepto de sinergia está inventado desde hace mucho tiempo. Si montas una tienda de moda en una calle comercial repleta de negocios similares tendrás muchas más opciones de recibir clientes que si te encuentras aislada de la competencia. Y al revés: como se te ocurra abrir una tienda de alimentación cerca de un súper/hipermercado, prepárate para echar el cierre en pocos meses.

¿Te interesa el Coworking?

Seguro que has oído hablar de los espacios de coworking: son una opción en auge para emprendedores y start-ups como la tuya que te permite convivir en un mismo espacio con multitud de disciplinas profesionales, generalmente vinculadas a la innovación. Suelen ser edificios inteligentes promovidos por las instituciones públicas y empresas que apuestan por el emprendimiento. Es una opción más que interesante y además suele ser más económica.

Busca espacios sanos y en plenas facultades.

La seguridad en el trabajo es fundamental. Por eso debes asegurarte de que el local que has elegido goza de buena salud, tiene todos los permisos de actividad y cumple con la legislación en materia de seguridad. Estudia bien la duración del contrato y sus condiciones: cuantifica el coste de las reformas, intenta negociarlas con el arrendador y asegúrate de que el local puede absorber el crecimiento que tu negocio va a experimentar en poco muy, muy poco tiempo.

¿Debes tener una tienda online?

Si tu sector y producto lo permiten, la respuesta es sí. Da igual que ya tengas una tienda física o que hayas acabado de llegar al sector comercial: internet te ofrece un escaparate virtual único, capaz de llegar a millones de compradores potenciales, y por muy poco dinero. Hoy en día hay plataformas de e-commerce baratas y sencillas de configurar, como Prestashop o 1and1, y múltiples formas de gestionar tu stock: desde el dropshipping hasta la gestión just-in-time.

Ahora ya tienes casi todo listo… Solo falta ponerte en marcha. Recuerda que Gaztenpresa te ofrece servicios de Mentoring y de Consultoría para ayudarte a mejorar y a consolidar tu actividad. ¡A emprender!

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

SUSCRÍBETE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?