×

Para instalar Gaztenpresa en tu iPhone pulsa y luego Añadir a pantalla de inicio.

Navegación limitada - Sin conexión

De la idea a la acción: Cómo arrancar en un proyecto emprendedor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cuando te hemos presentado a nuestros emprendedores habrás visto que todos tienen dos características en común: una idea clara de lo que quieren hacer y la capacidad de llevar a cabo esa idea. Muchas personas que quieren emprender tienen buenas ideas de negocio y en muchos casos incluso empiezan a desarrollarlas. Pero se quedan en el camino. ¿Por qué sucede esto?

 

En la mayoría de casos, es un problema de foco. Al comenzar un proyecto es fácil querer alcanzar o cubrir más servicios de los que realmente nuestros futuros clientes necesitan. Con el programa mentoring de Gaztenpresa, emprendedores como tú que ya han pasado por lo mismo, te acompañarán en esa fase de ejecución y de definición de la idea. Uno de los aspectos que te enseñarán es lo que en 2013 el emprendedor Lukas Fittl acuñó en inglés como “The Ideation Switch”, un momento clave en el que tenemos que pasar de la idea a la acción.

 

Parálisis por análisis

En el momento de investigar sobre nuestra idea se trata de recabar información sobre nuestros futuros clientes y el mercado en el que se inscribe nuestro negocio. Podemos hacer entrevistas de usuarios, test de usabilidad (si se trata de aplicaciones, por ejemplo), investigar diferentes modelos de negocio y analizar a nuestra competencia.

Es tentador alargar esta fase porque cuantos más datos recabemos, nos sentiremos con mayor seguridad a la hora de afrontar la ejecución real del negocio. Sin embargo, no debemos caer en lo que se conoce como “parálisis por análisis”. A veces, tener muchos datos no hace que nuestra decisión sea mejor, y al contrario, hace que seamos más lentos y perdamos un tiempo precioso.

En la fase de ejecución del proyecto, debemos tener ya claro el objetivo que queremos conseguir y debemos enfocar todos nuestros esfuerzos en conseguirlo, sin que otras ideas nos distraigan. El peligro de esta fase es que si siempre hacemos lo mismo, nos quedemos en un crecimiento limitado y no seamos capaces de innovar o dar un paso más allá.

Encontrar un equilibrio entre estas dos fases es una de las claves principales de éxito de nuestro negocio. Pensar sobre el proyecto y ejecutarlo deberían ser dos fases completamente separadas, ya que si hacemos las dos cosas a la vez es muy probable que caigamos en la indecisión y la procrastinación (dejar todo para mañana).

Fittl nos propone un marco para sistematizar estas dos fases, que adaptamos así:

 

Fase de la Idea

  1. Ampliar nuestra visión: Ser conscientes de cuál es nuestra visión del mundo y abrirnos a otras perspectivas, que pueden ser de miembros de nuestro equipo o de lecturas de interés.
  2. Explorar la idea: Se trata de entender tanto lo que nosotros pensamos que necesitan los clientes como lo que los clientes necesitan realmente.
  3. Definir y cerrar la idea: escoger lo que realmente aporta valor de nuestra idea y decidir en qué nos vamos a centrar durante la fase de ejecución.

 

Fase de ejecución

  1. No perder el tiempo. El hecho de separar la idea y la ejecución en dos fases nos ayudará a no estar días dándole vueltas a una idea, sin avanzar realmente.
  2. Centrarnos en cada paso. Para que un producto o servicio salga adelante hay que recorrer infinidad de pequeños pasos. Centrarnos en lo que estamos haciendo en cada momento, sin pensar en lo que tenemos que hacer más tarde, es vital para realizar las tareas.
  3. Si trabajamos en equipo, es mejor apuntar nuestros comentarios e ideas para hablarlos con calma, antes que explicarlas inmediatamente, ya que puede generar confusión y distracción.
  4. Vigilar nuestros momentos improductivos. Siempre hay momentos o tareas en las que somos menos productivos. Si analizamos cuándo sucede y por qué, y ponemos remedio, podremos alcanzar antes nuestro objetivo.

 

Si tú también quieres poner tus ideas en marcha, contáctanos. Estamos deseando acompañarte en la aventura. ¡Atrévete a atreverte!

¿Quieres leer más artículos relacionados?

enero 21, 2021
Una persona emprendedora debe tener conocimientos sobre un montón de temas que igual no tienen nada que ver con su actividad: tecnología, informática, cómo hablar en público, técnicas de venta, marketing y comunicación… y hasta contabilidad. Pero una cosa es tener nociones básicas sobre estas materias para funcionar en el día a día y otra...
enero 13, 2021
Una persona emprendedora es un auténtico valor en sí misma: aporta visión de negocio, iniciativa, creatividad y liderazgo; es innovadora, resolutiva, sabe sobreponerse a los obstáculos y es capaz de reinventarse para mantener su negocio. Pero cuando una persona emprendedora forma parte de otra empresa se convierte en una auténtica joya a la que hay...
enero 4, 2021
Una de las lecciones que nos ha dejado el viejo 2020 es que el emprendimiento implica colaborar, adaptarse y, sobre todo, innovar. Por eso en Gaztenpresa hemos aprovechado la llegada del nuevo año 2021 para poner en marcha nuestra web renovada, una herramienta innovadora diseñada para adaptarse a todos los escenarios del emprendimiento con el...
diciembre 30, 2020
El genial Albert Einstein dijo una vez: “Es en épocas de crisis cuando nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. Y aunque 2020 ha sido un año especialmente duro para mucha gente, también nos ha permitido descubrir el talento, la capacidad de superación y el espíritu emprendedor de muchísimas otras personas que, como...
diciembre 7, 2020
El modelo Canvas es uno de los métodos más efectivos que existen para describir una idea de negocio de una manera sencilla, visual y comprensible. Se basa en el libro The Business Model Canvas, escrito por Alexander Osterwalder. Este método parte de la premisa de que cualquier empresa debe asentarse sobre cuatro pilares: los clientes,...
diciembre 1, 2020
Aunque la hostelería es uno de los sectores más castigados por la pandemia, cada día encontramos ejemplos de personas emprendedoras que no se resignan y que intentar combatir esta difícil situación con creatividad y buen ánimo. Juan Carlos Caro y Borja García Argüelles son dos de esas personas que han decidido dar un paso adelante...